César Pérez

César Pérez

Miércoles, 29 Junio 2016 10:29

Las lecciones de dos elecciones

Las casi simultaneidad de las recientes elecciones celebras en Inglaterra y en España, la posible influencia de la primera sobre la segunda, la recurrente discusión sobre el carácter predictivo y/o seriedad de las encuestas, la utilización del factor miedo como como recurso de campaña para manipular la voluntad del elector y la trascendencia, tanto interna como externa de ambos procesos eleccionarios, entre otros elementos, determinan la diversidad de opiniones y preocupaciones sobre  los resultados finales de esos comicios. Otro elemento de discusión sobre el referido tema, es la necesidad o no de la existencia de condiciones sociológicas para que una o diversas variables pueden ser determinantes en proceso electoral.

Por una de esas inexplicables coincidencias que se presentan en la vida, la Asamblea que actualmente realiza la OEA en nuestro país discurre en el contexto de la abominable masacre cometida por un presunto fanático misógino homofóbico/religioso, en una discoteca en la ciudad de Miami frecuentada por gais y lesbianas. Por el contenido de sus agendas y de sus posiciones, la OEA y algunos de sus representantes son nuevamente hostigados en el país, esta vez por un grupo de intolerantes de matriz religiosa que, en cierta forma coincide con ese grupo de ultranacionalistas y xenófobos que mantiene su inútil asedio contra esa institución por la posición que esta sostiene sobre el tema de los dominicanos de origen haitiano que viven en condiciones de desnacionalizados.

Hasta el momento, no hay signo alguno de que en este segundo mandato de Danilo Medina e inicio del quinto del PLD, éste desmontará las bases en que se han asentado los gobiernos de ese partido y que han servido para el enriquecimiento de propios y ajenos de esa colectividad económico/política. Algunos se preguntan si lo haría y cómo lo haría. Sin embargo, la pregunta clave  es cuándo aparecerán los signos que indiquen que la oposición saldrá de su nadir, o sea, de estar en el punto más bajo, para batir un poder que se ya avanza hacia su vigésimo año. Toda una generación.

Hay diversas interpretaciones sobre los factores que determinaron que en el aún inconcluso tollo electoral, el PLD haya perdido la más importante de todas las alcaldías en liza: la de Santo Domingo, Distrito Nacional. Pero, en última instancia, lo más trascendente para esta ciudad es haberse liberado del alcalde que mal la administró durante 14 años, lo cual significa una valiosa oportunidad para regenerarse y para el principal partido en cuya boleta se presentó el alcalde triunfador, una valiosa coyuntura en su calendario de futuras luchas políticas y electorales. 

Miércoles, 18 Mayo 2016 22:54

Voltear la página, continuar la lucha

Terminado el proceso electoral, el sentido común indica que debemos voltear la página e iniciar una sosegada lectura del mismo y continuar la lucha, pero sin nada de borrón cuenta nueva. Aunque todavía es temprano para tener una idea acabada sobre el cuadro político que emerge del finalizado proceso electoral, del cual surge victorioso el reeleccionismo Danilo/peledeísta, algunos elementos permiten establecer que para la oposición, de cara al 2020, el referido cuadro se presenta con unas perspectivas mucho mejores de las existentes luego del proceso del 2012.

En su momento, la repugnante campaña electoral contra Peña Gómez en el 96, sacó a flote lo peor de esta sociedad. La presente  es tan execrable como aquella, pero permite darnos una mejor idea sobre las tantas taras que corroen el alma nacional. La generalizada traiciones de muchos a sus colectividades y a los ideales que antes enarbolaban, las inconsistencia, la limitada generosidad y profunda debilidad del talento político de ciertos dirigentes, la facilidad con que muchos venden sus conciencias, la pusilanimidad de tantos profesionales e intelectuales, incapaces de levantar sus voces contra un estado de cosas que por debajo condenan, son partes de las taras sociales del país, removidas por este proceso electoral y potenciadas por el continuismo peledeísta.

Miércoles, 04 Mayo 2016 10:55

Votaré: por qué y por quién

En la presente, como en toda coyuntura electoral que se entienda crucial para el país en que se vive, el sentido de responsabilidad política de quienes hacemos opinión pública y vamos a votar, obliga a decir públicamente por qué y por quién lo haremos.

Miércoles, 27 Abril 2016 11:07

De encuestas, consistencia e infidencias

Es curioso, mientras más se usa  el método de la encuesta política para ser usado por los partidos como un  recurso para el diseño de sus estrategias, más se tiende a cuestionar los resultados de esa herramienta de medición. En gran medida, eso se debe a que  muchos políticos recurren a empresas encuestadoras carentes de ética profesional para que les avalen datos falsos sobre la realidad y con ellos manipular la opinión pública, contribuyendo a que se tienda a desconfiar de los resultados de cualquier encuesta, independientemente de la demostrada profesionalidad de la firma encuestadora. También porque muchos hacedores de opinión, si bien saben que ese método es válido, al leer los resultados de determinadas encuestas, tienden a no tomar en  cuenta muchos factores que determinan la consistencia de determinados resultados.

Las ciudades son el espejo de los países, de su nivel de institucionalización  y reflejos de las ideas de sociedad de quienes las gobiernan. Al anunciarse que al Jardín Botánico de Santo Domino le serían amputados unos 4000 metros de su periferia sembrada de árboles, para ampliar la avenida que lo circunda y entregárselos al automóvil, se alzaron algunas voces reclamando que tal barbaridad no se hiciese. Pero, de nuevo las autoridades recurrieron a su inveterada prepotencia, y sin oír a nadie iniciaron otra amputación a un parque urbano para hacer seguir su desenfrenada política de construcción sin idea de ciudad, pero sí de acumulación de capital.

Generalmente, la arrogancia conduce a la prepotencia; prepotencia significa abuso de poder. Por sus orígenes políticos y sociales, la generalidad de los dirigentes del PLD asumieron la arrogancia como norma que guía sus relaciones políticas intra, extra grupales e interpersonales, haciendo de eso una práctica que ha devenido parte de su abigarrada ideología que habitualmente los conduce a resolver los temas políticos de manera arbitraria, sin importan medios, adversario o contexto. Por eso, sin importarle el contexto de una Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa en el país, el partido/Estado obligó a los dueños de dos importantes medios a no difundir un video del principal partido opositor.

Página 3 de 19