Cándido Mercedes

Cándido Mercedes

 

Sociólogo

Sobre mí

Maestría en Alta Gerencia, Especialista en Gestión del Talento Humano, Sociología  Organizacional y Desarrollo Organizacional y Gerencia Social, se desempeña como Consultor  e Instructor Gerencial. Catedrático de las Maestrías de Alta  Gerencia y Gerencia Financiera, del INTEC, Coordinador  de las  Maestrías  en Administración y Recursos Humanos, de la UCE, fue Consultor del PNUD.

Miércoles, 12 Marzo 2014 23:02

COHESION y contrato social

En los últimos 20 años, el Estado Dominicano, “ha sufrido” de cambios en su plataforma jurídica, en las normas, procesos y procedimientos, para  tratar  de  ser mas eficiente, eficaz y  transparente. Grandes sumas  de dinero, vía donaciones y préstamos  de organismos internacionales hemos  recibido como sociedad, para  tan ciclópea  tarea.

En la sociedad dominicana hay una crisis en ciernes de la democracia por la debilidad institucional y la fortaleza, sobredimensión y determinación de los individuos elites en las organizaciones políticas, por encima de los actores institucionales, esto es, los partidos políticos. La personalización, como entes individuales, prevalece por encima de las ideas, acciones y decisiones de los grupos políticos.

Si en la Era de la Información, los años 80, la gestión del talento humano acusó grandes transformaciones, a partir de los 90 con la Globalización y la Sociedad del Conocimiento, el Talento Humano vino a constituir la llave por excelencia del factor más importante de la productividad. El Capital Humano devino como fuente protagónica en el eje que marca la diferencia en la obtención de la competitividad.

“El liderazgo es un compromiso con una idea, un sueño

y una visión de lo que puede ser (…)

Es hacer lo correcto por educar e inspirar a un electorado,

teniendo empatía con el animo, las necesidades, los deseos

y las aspiraciones de la humanidad”

(Benazir Bhutto)

Lunes, 03 Febrero 2014 10:12

Superar la falta de continuidad

No somos una sociedad  caracterizada sistemáticamente por la poltronería; empero, de más en más, por nuestras acciones, un importante componente  de los miembros de la misma se asumen como un conglomerado enteramente poluto, perdiendo por su desilusión la perspectiva de esperanza cierta. Una sociedad caracterizada por el  espectáculo y la pomposidad  sin el eco que  guarde simetría con la  realidad social.

Lunes, 27 Enero 2014 17:36

Abrumadora Iconografía sin Palabras

Ni siquiera en un país puede mantenerse una campaña con una fotografía, mucho menos en una organización donde el debate de las ideas se hace inexcusable y la fluidez del pensamiento debiera ser el horizonte caudal que corra en cada aula de cada área del conocimiento.

Los déficits sociales nos acogotan como si fueran endémicos, cual si se constituyeran en una especie de paralelismo en competencia: La naturaleza y la naturaleza social. La naturaleza social, obra de la acción y decisión de los seres humanos, que tiene que ver en gran medida con la visión que tenemos de las personas en la sociedad y los intereses medulares, fundamentales que tiene como centro la vida humana, su calidad y bienestar.

Lunes, 13 Enero 2014 21:20

Ventaja competitiva duradera

Construir una Ventaja Competitiva duradera para una organización, es mirar con nuevos ojos cada día; es la puesta en escena del caudal de creatividad e innovación de los Talentos Humanos que en ella existan. Es no solo asumir la calidad como pasión y esmero, sino al mismo tiempo, asumir un verdadero liderazgo como estrategia distintiva y diferenciadora.

Porque el Liderazgo como fuente protagónica de cadena de valor es Lealtad, es entusiasmo, es actitud positiva, es disciplina, es la expresión de dar un buen ejemplo cada día. Es el respeto que ha de generarse en todo el interior de la empresa, como ente catalizador y cohesionador que se potencializará en los factores externos, para gravitar en la necesaria confianza que dinamiza y amplifica el Capital Social para lograr más con menos, distintivo clave en el agregado de valor. Se requiere, pues, del respeto, de la sabiduría como núcleo esencial del Capital Institucional, del Coeficiente Intelectual Corporativo, donde toda la organización tiene un aprendizaje inagotable total. La honestidad de las acciones y decisiones que nos hace asumir la integridad no solo como parte del negocio, sino como espina dorsal de la cristalización del desarrollo personal y profesional del Talento Humano que en ella habita y cohabita permanentemente; como hilo conductor del amor propio y del orgullo de hacer las cosas con amor; contratando personas que amen lo que hacen.

El reflotamiento de una Ventaja Competitiva duradera cobra cuerpo cuando valoramos de manera honesta el requisito primordial de toda persona, la necesidad intrínseca de ser valoradas. De integrar al interior de la organización talentos con una visión Polivalente de lo que hacen; con personas que se adapten rápidamente de una manera proactiva y que se sientan en el caudal de disponibilidad para el cambio. Se requiere de un Talento Humano que en su grado de empoderamiento asuma la autonomía como parte de su compromiso y responsabilidad en el seno de la organización y como un modo de vida. Que asuman el trabajo en equipo como parte de una cultura vital, que rupture ese individualismo que nos caracteriza y que hace que le tengamos pavor a la incertidumbre, en un mundo cargado e impulsado por el cambio.

La Ventaja competitiva duradera solo es posible con un Talento Humano que crea valor, merced a una formación permanente, continuada, que conlleve una implicación, una actitud de remozamiento total en la mentalidad; vale decir, una completa higiene mental que produce el cambio vía la innovación y la creatividad, en el poder de la mente, como riqueza infinita del caudal del Capital Intelectual.

La Ventaja Competitiva en una organización es lo que hace posible que ella obtenga sistemáticamente un beneficio marginal bruto significativo, que repercuta en la rentabilidad para poder crear acciones duraderas con el personal, vía los incentivos, ascensos y creaciones de más empresas y/o el crecimiento de las que ya tenemos.

Somos lo que somos a través de lo que hacemos, no como un acto, sino como la configuración de un hábito. En nuestra sociedad, desde una perspectiva gerencial, nos encontramos en el Taylorismo y en el Fayolismo en el campo empresarial. En el sector público no hemos superado a Max Weber. Es más, yo diría que si alcanzáramos a ese gran sociólogo alemán en la Función Pública, hoy estaríamos en una verdadera revolución de la Función Pública. En la Gerencia Pública todavía nos encontramos en el Despojo Político, donde los puestos públicos son alcanzados por los miembros del partido en el poder y donde las políticas públicas, no responden a una agenda de la sociedad y a un orden de prioridades definidas, pública y transparente; sino a un circuito de acumulación, cuya lógica esencial es la de privatizar al Estado para su seccionamiento particular y socializarlo solamente como ente de recaudación y de reformas tributarias.

Somos nosotros, los seres humanos quienes establecemos la diferencia en el funcionamiento de una sociedad o de una empresa. Empero, ha de haber en esa sociedad estadistas y poderes fácticos con visión de lo que en verdad significa una Ventaja Competitiva duradera. La sociedad dominicana requiere mejorar el Capital Institucional en el que se encuentran la Efectividad Gubernamental, la Calidad Regulatoria, el Imperio de la Ley y el Control de la Corrupción. Al tiempo, que deberían sustancialmente mejorarse los pilares de la competitividad en sus tres componentes: BASICOS (instituciones, Infraestructuras, Macroeconomía, Salud-Educación), MEJORA DE EFICIENCIA (Mercado, Tecnología, Negocios), INNOVACION (Innovación).

Por ejemplo, alguien debe colaborar con el hoy Presidente de la República, Danilo Medina, cuando esbozó en su candidatura lo que para él constituiría una Visión: Traer 10 Millones de Turistas. Una “visión”, que es más que una ilusión. La verdadera VISION debió ser en los próximos 10 años cómo duplicar los ingresos por turismo. ¿Por qué decimos esto desde una perspectiva de Ventajas Competitivas?

Porque traer 10 Millones de turistas en los próximos 5–10 años significa cuasi triplicar la oferta turística (habitaciones), en infraestructura más otras inversiones, que ni el Estado ni el sector privado están en condiciones de crear, por más favorable que fuera el clima de inversiones, las facilidades de inversión y una ausencia significativa en la corrupción y en los trámites. Actualmente recibimos 4,100,000 (Cuatro Millones Cien Mil Turistas); con aproximadamente 67,000 habitaciones. ¡Como se ve, eso no constituye una visión para construir una ventaja competitiva!

Ahora, podríamos realizar un conjunto de estrategias: Fortalecimiento, Vertical, Horizontal, de diversificación; que en los próximos años duplicaríamos los Cuatro Mil Millones de Dólares por ingresos de TURISMO. Para ello se requiere una oferta de mayor calidad; una innovación en el portafolio de servicios; una creatividad en el turismo de Montaña y Ecológico; una mejoría sustancial en la Seguridad Ciudadana; una estrategia de educación–publicidad sobre la importancia del turismo en la economía dominicana; una mejor política sanitaria y una profunda desarrabilización de los entornos turísticos. Ello hará posible una mayor tasa de día promedio de los turistas y más gastos de ellos al poderse trasladar de un sitio a otro sin posibles peligros.

¡Como vemos, una estrategia competitiva, exitosa y duradera, descansa en el conocimiento real del entorno en que nos movemos, del contexto en que estemos situados y el carácter de creatividad e innovación que pongamos consigo. Las limitaciones más que económicas son marcadamente mentales y políticas!

 

Lunes, 30 Diciembre 2013 11:45

!Lo que auguramos: Felicidades!

Dentro  de  24 horas, sonaran los cañonazos de un nuevo año; de un 2014; que esperamos se constituya  en el anhelo ferviente  de una sociedad  mas  renovada; de una ciudadanía mas comprometida con su bienestar; de dejar  atrás ese miedo empobrecido y empobrecedor; ese creer que todo  esta perdido; de signar  a otros  la construcción de su futuro. De asumir  al mismo tiempo el optimismo  de la inteligencia , con el optimismo  de la voluntad.

La corrupción en la sociedad dominicana se manifiesta en sus cuatro modalidades:

Página 9 de 11