Al menos 265 muertos en el fracasado golpe de Estado en Turquía

el . Publicado en El Mundo

Militares turcos bloquan el acceso al puente del Bósforo, que comunica la parte europea de Estambul con el continente asiático. REUTERS/Stringer

ANKARA.- Turquía vivió esta madrugada del sábado las horas más tensas de su historia reciente después de que el viernes, en torno a las 21.30 del viernes, un grupo de militares se sublevara en lo que resultó ser un fallido golpe de Estado contra el Gobierno del presidente, Recep Tayyip Erdogan. El presidente turco ha responsabilizado del golpe a su némesis, el clérigo residente en Estados Unidos Fetulá Gulén.

El levantamiento militar se ha saldado con unos 265 muertos. En una rueda de prensa ofrecida este sábado por la mañana, el primer ministro de Turquía, Benali Yildirim, desglosó el número de víctimas mortales: 161 entre leales al Gobierno y civiles. El jefe interino del Estado Mayor de Turquía, Ümit Dünar, declaró este sábado, que en el fracasado golpe de Estado también murieron 104 golpistas, lo que da una suma de 265 personas muertas. 


Yildirim también informó de que 2.893 militares han sido detenidos, entre ellos dos generales. Previamente, durante el golpe, Yildirim había afirmado que los cabecillas de la asonada son unos 40 altos mandos, principalmente coroneles pero también un general, que habría muerto durante el golpe.

El golpe fracasó en buena parte porque miles de ciudadanos se echaron a la callerespondiendo así al llamamiento del Gobierno en la noche del viernes. El presidente Erdogan, que se encontraba de vacaciones en la costa egea turca, animó a los ciudadanos a tomar las calles e impedir la asonada. Los ciudadanos respondieron pero lo pagaron caro: 47 civiles han perdido la vida.

"El intento de golpe de Estado fue rechazado desde el inicio por la comandancia (del Ejército). Una solidaridad histórica en Turquía hizo fracasar el intento golpista", confirmó Ümit Dünar, alto responsable militar, nombrado esta madrugada jefe interino del Estado Mayor ante la detención temporal por parte de los golpistas de Hulusi Akar, quien sería liberado poco después.

El golpe se declaró al filo de las 22.00 horas, pero hasta cerca de las tres de la mañana (hora española), cuando el primer ministro y el Servicio de Inteligencia de Turquía (MIT) dieron por fracasada la intentona golpista, nada podía darse por seguro. Aunque a esa hora aún quedaban algunas bolsas de resistencia por parte de los militares rebeldes, a medida que avanzó la madrugada, las fuerzas rebeldes fueron entregándose. 


"El intento de golpe ha fracasado. Casi ha terminado. En algunas bolsas hay aún pequeños enfrentamientos. El golpe está siendo rechazado pero hay algunos que resisten. A partir de mañana los responsables del intento serán juzgados por traidores", afirmó a los medios Nuh Yilmaz, subsecretario de prensa del MIT.

Hubo tro factor contribuyó a acelerar el fracaso de la intentona golpista: el presidenteErdogan, aterrizaba en el aeropuerto Atatürk de Estambul de madrugada, y allí mismo ofreció una rueda de prensa en la que anunció que los participantes en la asonada serían juzgados por alta traición.

Poco a poco, a partir de las tres de la mañana, las fuerzas golpistas se fueron retirando de sus posiciones. Los tanques que habían tomado posiciones frente al aeropuerto Atatürk, el más importante de Turquía, se retiraron, así como los soldados que custodiaban las instalaciones. El aeropuerto fue tomado por la Policía y por cientos de civiles.

Los medios informaron también de que un grupo de militares golpistas que habían ocupado uno de los puentes sobre el Bósforo en Estambul fueron conminados a rendirse. También se informó de que un caza había derribado uno de los helicópteros rebeldes. El propio Yilmaz aseguró que varios aparatos habían sido abatidos.

La televisión pública turca TRT, después de haber sido tomada por los alzados, volvió a emitir con normalidad de madrugada, una vez que los soldados abandonaron el edificio. En un comunicado que obligaron a leer a una presentadora, los golpistas aseguraron que habían tomado el poder en el país eurasiático al tiempo que declararon la ley marcial y el toque de queda en todo el territorio nacional. Según las imágenes retransmitidas desde el interior de la sede, cientos de personas celebraron la salida de los soldados.

Militares turcos hacen guardia en la Plaza Taksim de turquía mientras ciudadanos turcos ondean la bandera del país. REUTERS/Murad Sezer

Diecisiete policías muertos

Al menos 265 personas han muerto durante el intento de golpe de Estado en Turquía, según la información del Ejército turco.

Poco antes, la Fiscalía del distrito de Gölbasi en Ankara había asegurado que ha habido 42 muertos en Ankara. Esta cifra se desglosa entre al menos 17 policías muertos en un ataque contra una academia de fuerzas de élite en ese mismo distrito, dos empleados de la difusora de contenidos de televisión Türksat, cuyo edificio fue atacado por militares golpistas, y víctimas en enfrentamientos entre policías y soldados.

En Estambul se han registrado al menos seis civiles fallecidos, agregan los medios.

Ya antes, el primer ministro, Binali Yildirim, afirmó que los cabecillas de la asonada son unos 40 altos mandos, principalmente coroneles pero también un general, que habría muerto durante el golpe.

Además, sobre las 05.25, un avión supuestamente en manos de los golpistas lanzó dos bombas cerca del palacio presidencial en Ankara, causando al menos cinco muertos y una columna de humo visible desde lejos, según NTV.

Además, la emisora pública TRT asegura que algunos militares golpistas que participaron en la ocupación de su sede fueron neutralizados por grupos de civiles.

Partidarios del presidente turco Tayyip Erdogan son dispersados con tiros al aire por los militares presentes en la Plaza Taksim, en Estambul. REUTERS/Murad Sezer

El Parlamento fue alcanzado por la bomba de un avión

Los militares tomaron los aeropuertos internacionales de Ankara y Estambul, que se vieron obligados a cerrar, cancelando todos los vuelos. La Dirección de Seguridad turca fue atacada en dos ocasiones por aviones y helicópteros del ejército, según CNNTürk. 

También se produjo un intercambio de fuego entre helicópteros que sobrevolaban el cuartel del Estado Mayor en Ankara y agentes de la policía sobre el terreno. La agencia turca Dogan señaló que numerosas ambulancias habían acudido al cuartel. El diario digital T24 confirmó que el edificio donde se halla el centro de los servicios secretos turcos fue tiroteado desde un helicóptero. 

Además, el edificio del Parlamento fue alcanzado por una bomba tirada desde un avión hacia las 23.35 horas (1.35 en España), informó la agencia Anadolu. Varios policías y empleados de la Cámara resultaron heridos. Además, se oyeron disparos y detonaciones enfrente de la sede de TRT, así como una fuerte explosión en el centro de la unidad especial de la Policía en la región de Golbasi.

PÚBLICO / AGENCIAS