General chino condenado por corrupción a cadena perpetua

el . Publicado en El Mundo

El general chino retirado Guo Boxiong condenado a cadena perpetuaGuo Boxiong, el una vez oficial militar de más alto rango en China, fue condenado a cadena perpetua el 25 de julio por cargos de corrupción.

Sin embargo es cierto que el castigo fue más por razones políticas. Guo, junto con su colega Xu Caihou, realizó esfuerzos durante años para asegurar que el ex líder comunista Jiang Zemin retuviera un extraordinario nivel de influencia en China después de su retiro oficial en el 2002.

Es en este contexto que un tribunal militar chino encontró culpable al general Guo, de 74 años, por aceptar sobornos con el fin de otorgar ascensos y delegar funciones, y abusar de su posición para beneficiarse él y su familia, de acuerdo con el portavoz de la agencia estatal de noticias Xinhua.

Esos juicios son cuidadosamente mantenidos lejos de la política, aunque las declaraciones del líder del Partido, Xi Jinping, recientemente ha dejado en claro que no cree que estaba en marcha una conspiración para “destrozar” al Partido, casi con toda seguridad una referencia a un golpe político o algo similar en contra del máximo líder. Guo Boxiong era una parte importante de esta red de funcionarios, a pesar de que no ha sido nombrado por Xi Jinping.

Guo fue investigado formalmente por la agencia disciplinaria interna militar china en abril del 2015. El 30 de julio, el Politburó, un alto organismo de toma decisiones del Partido, decidió expulsar a Guo del Partido, y declaró en un comunicado que “sus actos violan gravemente la disciplina del Partido y dejan un terrible impacto”.

De 2002 a 2012, Guo Boxiong sirvió como vicepresidente del Ejército de Liberación Popular del Partido. Además de supervisar las operaciones diarias de los militares, Guo y el otro vicepresidente del CMC, Xu Caihou, también controlaban grandes presupuestos anuales y contratos militares muy lucrativos.

En marzo de 2014, mientras estaba en el hospital con cáncer de vejiga, Xu fue investigado por corrupción; se retiraron los cargos después de que murió un año después.

A Guo y a Xu se les considera partidarios del ex líder del Partido Jiang Zemin, ya que ambos debían sus ascensos a él; Jiang se quedó como presidente de la CMC hasta el año 2005, a pesar de que había dejado de ser el jefe del Partido en el 2002.

Se cree que la purga de Guo y de Xu es parte del actual movimiento del líder del Partido, Xi Jinping, en contra de Jiang y la red política que supervisa, como parte de un proceso por consolidar el poder.

En la primera mitad de 2016, los investigadores anticorrupción investigaron en Shanghai, la base de operaciones por mucho tiempo de Jiang. Los investigadores están investigando actualmente a una agencia extralegal del Partido creada por Jiang para llevar a cabo la persecución política de Falun Gong, una práctica tradicional de meditación china.

A principios de año, Jiang Zemin, y su hijo mayor Jiang Mianheng fueron puestos bajo algo así como una ligera detención, de acuerdo con un número de fuentes que hablaron con La Gran Época.

Un informe de julio 21 del periódico pro-Beijing en Hong Kong, el Oriental Daily mencionó que Jiang Zemin no pudo enviar una corona al velorio de un reciente anciano del Partido que falleció. En China, eso significa que vienen problemas para Jiang.