Papa Francisco: "Mucha gente poderosa no quiere la paz porque vive de las guerras"

el . Publicado en El Mundo

Francisco: "Mucha gente poderosa no quiere la paz porque vive de las guerras"

"La paz no es un producto industrial, es un producto artesanal que se construye cada día con nuestro trabajo, nuestra vida, amor, cercanía. Muchas personas con poder no quieren la paz porque viven de la guerra", dijo Francisco en un encuentro con niños en la Santa Sede citado por el portal 'Vatican Insider'.

Según el papa, detrás de cada guerra se encuentra la industria de armamentos. "Esto es serio. Algunas personas poderosas se ganan la vida con la producción de armas y las venden a un país para que las utilice en contra de otro país", agregó.

Asimismo, el Sumo Pontífice calificó el comercio de armas como "la industria de la muerte" y señaló que el sistema económico orbita alrededor del dinero y no de las personas, por lo que se hacen guerras para defender el dinero. Insistió que por esa razón "mucha gente no quiere la paz, porque se gana más dinero con los conflictos bélicos aunque se pierdan vidas, culturas, educación".

"¡Por favor, paren!", suplica el papa Francisco a los territorios en conflicto

El Sumo Pontífice ofreció su habitual discurso del mediodía a los fieles, donde habló del centenario de la Primera Guerra Mundial y dijo que sus pensamientos estaban en Oriente Medio, Irak y Ucrania en particular, informa Reuters.

Según la agencia, el papa, con una voz que parecía quebrarse por la emoción, rompió el guion e hizo un llamamiento directo para pedir el final de los combates.

"¡Por favor, paren! Se lo pido con todo mi corazón, es momento de parar. ¡Paren, por favor!".

Aunque no hizo referencia directa a la situación de la Franja de Gaza, los comentarios llegaron después de la ruptura el domingo de una tregua humanitaria con la reanudación de los combates, que han provocado la muerte de más de 1.000 palestinos, la mayoría civiles, entre los que hay docenas de niños.

"¡Hermanos y hermanas, nunca la guerra, nunca la guerra! Estoy pensando en todos los niños, a los que se les ha privado de la esperanza de una vida que merezca la pena, de un futuro", dijo el papa.

"Niños muertos, niños heridos, niños mutilados, niños huérfanos, niños cuyos juguetes son las cosas dejadas por la guerra, niños que ya no pueden sonreír", sentenció.