Adocco pide se audite remodelación Hospital de Herrera

el . Publicado en El Municipio

Santo Domingo, D. N., 18 de julio del 2016.- La Alianza Dominicana Contra la Corrupción, ADOCCO, pidió este lunes que se audite la recién inaugurada remodelación y equipamiento de hospital Marcelino Vélez Santana, conocido como hospital de Herrera, cuyo contrato inicial ascendía a la suma de Mil Ciento Sesenta y Dos Millones Seiscientos Ochenta y tres Mil Trescientos Cincuenta y Un Pesos con Setenta y Siete Centavos RD$1,162,683,351.77, concluyendo el mismo costando Mil Setecientos Millones de Pesos, RD$1,700,000.000.00, más de Seiscientos Millones por encima de lo estipulado, violando con ello la Ley 340-06, modificada por la Ley 349-06 que prohíbe tajantemente que se hagan adendas a los contratos más allá del 25% del costo original.

La citada ley establece que la entidad contratante tendrá las facultades y obligaciones establecidas en esta ley, sin perjuicio de las que estuvieren previstas en otra legislación y en sus reglamentos, en los pliegos de condiciones, o en la documentación contractual. Especialmente tendrá: Acápite 2) Podrá modificar, disminuir o aumentar hasta un veinticinco por ciento (25%) del monto del contrato original de la obra, siempre y cuando se mantenga el objeto, cuando se presenten circunstancias que fueron imprevisibles en el momento de iniciarse el proceso de contratación, y esa sea la única forma de satisfacer plenamente el interés público.

La solicitud de la entidad de la sociedad civil se produce luego que se inaugurara el Hospital Marcelino Vélez Santana, situado del sector Herrera, de la provincia Santo Domingo, cuyo cuadro de ampliación, renovación y equipamiento total, se ejecutó a un costo de Mil Setecientos Millones de Pesos RD$1,700,000,000.00 de acuerdo al discurso pronunciado durante el acto de entrega e inauguración, a cargo del director de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado, OISOE, Francisco Pagán Rodríguez, quien resaltó el alcance y beneficios de los cambios introducidos en el hospital para bien de la población.

El director de la OISOE informó en su discurso que “fueron habilitadas 54 habitaciones, ocho sencillas y 46 dobles, en el segundo nivel, para un subtotal de 100 camas, mientras que en el tercer nivel se dispone de 19 habitaciones, tres sencillas y 16 dobles, para 35 camas adicionales que suman un total de 135, así como espacio de estacionamiento para sus usuarios, con dos niveles soterrados, el hospital cuenta a partir de ahora con 200 aparcamientos”.

Para el Coordinador General de ADOCCO, resulta preocupante que la remodelación del Marcelino Vélez Santana, supere en costo, no solo el contrato original, sino que supera por mucho a los hospitales Ney Arias Lora, que fue construido a un costo total de Treinta y Ocho Millones de Dólares, US$38,000,000.00, a una taza de 36.50 por dólar, la tasa oficial al momento para un valor de Mil Ciento Trescientos Ochenta y Siete Millones de Pesos, RD$1,387,000,000.00, con capacidad de 322 camas y 25 consultorios, incluyéndose también la construcción de un almacén del Programa de Medicamentos Esenciales y Central de Apoyo Logístico, Promese-CAL y ambas edificaciones están en un área de 110 mil metros cuadrados.

La cuestionada remodelación del Hospital Darío Contreras salió a un costo de Mil Quinientos Millones de Pesos, RD$1,500,000,000.00, también mucho mayor que la construcción del Traumatológico Ney Arias Lora, pero menor a lo que costó el Marcelino Vélez Santana, con la gran diferencia de que el hospital docente Darios Contreras tiene capacidad para 264 camas y 14 consultorios, 129 camas más al tiempo de funcionar como hospital nacional, que también superó el costo original de Ochocientos Millones de Pesos, RD$800,000,000.00, terminando en Mil Quinientos Millones de Pesos, RD$1,500,000,000.00, casi el doble de lo que se había presupuestado originalmente, según informaron las autoridades al dejar la obra en uso.

Esperamos que la Cámara de Cuentas proceda a iniciar esa auditoría y que haga la comparación del costo y capacidad con otros centros de salud, para contribuir al eficiente uso de los recursos de Estado. Termino diciendo Julio Cesar De la Rosa Tiburcio, vocero de la entidad que lucha contra la corrupción.