Organizaciones sociales se unen para luchar por el derecho a la salud

el . Publicado en El Municipio

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Decenas de organizaciones sociales constituyeron este domingo la Alianza por el Derecho a la Salud (ADESA) y proclamaron que lucharán por todos los medios pacíficos y legales a su alcances por un cambio de modelo y una transformación profunda de la política sanitaria del Estado dominicano.

Demandan invertir en salud un 5% del Producto Interno Bruto (PIB), eliminar el copago para quienes poseen un seguro médico y “sacar la politiquería” de los hospitales.

También reclaman que Salud Pública controle los precios y la calidad de los medicamentos, garantice el cumplimiento de los horarios laborales de médicos, enfermeras y personal administrativo y que destituya a los directores de hospitales que al unísono son propietarios de clínicas privadas.

Al participar en un acto masivo llevado a cabo en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) las organizaciones leyeron un manifiesto en el que advierten que el sistema de salud se encuentra en cuidados intensivos, debido a la baja inversión estatal, al desorden y a la corrupción administrativa de las instituciones públicas y al carácter mercantil de modelo sanitario, impuesto durante los últimos 20 años.

“Solamente mediante la presión social el Gobierno cambiará de rumbo y retomará asumirá  responsabilidad la responsabilidad que tiene garantizar el derecho del pueblo a recibir servicios de salud eficientes y gratuitos”

“Como consecuencia de esta crisis, el pueblo sufre enfermedades y muertes prevenibles y para sobrevivir cuando se enferma debe pagar los servicios de salud que el Estado debería garantizarle de manera gratuita, como lo establece la Constitución de la República  en su artículo No. 61”, proclamó Alba Reyes, oradora principal del acto de presentación de la ADESA.

Dijo que acceder a servicios de salud de calidad se ha convertido en un privilegio del que solo disfrutan las personas de más altos ingresos.

Resaltó que en los hospitales públicos falta de todo: equipos, laboratorios, medicamentos, personal capacitado, camas, gerencia, atenciones humanas y sensibilidad.

“Personas gritando del dolor, desangrándose, amontonadas en pasillos, clamando por atenciones para salvar la vida, son escenas comunes en las salas de emergencia de los hospitales donde mucha gente muere sin recibir el cuidado a que tiene derecho”, describió.

“En las habitaciones de internamiento también es común ver dos y hasta tres pacientes en una misma cama. Para los pobres conseguir una consulta con un médico especialista deben  dedicar muchas horas y esperar meses para una cita. Esto es especialmente grave en los hospitales especializados de maternidad, oncología, gastroenterología, medicina interna, cardiología, pediatría y traumatología”, precisó.

El manifiesto relata que a las organizaciones  les ha motivado  formar la alianza el convencimiento de que urge detener y revertir el creciente deterioro y la carestía de los servicios de salud,  a los que una gran parte de la población ni siquiera puede acceder ya sea por carecer de un seguro o por la profunda crisis en que se encuentran los hospitales.

La vocera de ADESA precisó que la crisis del sistema de salud no se limita a los hospitales públicos, de cuyos servicios dependen, de manera exclusiva cerca de 7 millones de personas.

“El drama se extiende a las clínicas privadas y afecta también a quienes poseen un seguro de salud debido al denominado copago, que ha elevado los gastos de bolsillos entre un 25 y un 35% sin que Estado haga nada”, explicó frente a un auditorio repleto de personas de distintos niveles sociales.

El plan presentado por las organizaciones busca contribuir a generar un movimiento social amplio, de carácter nacional, que sea capaz de obligar a los hacedores de políticas públicas a prestar la atención debida a la salud, destinando mayores recursos al sector, mejorando la gerencia y administración de los hospitales, reformando el sistema de seguridad social y devolviéndole al Estado la responsabilidad de ser garante de servicios sanitarios gratuitos y de calidad.

Entre las organizaciones que sustentan el manifiesto están la Confederación Nacional de Mujeres del Campo (CONAMUCA), el Centro para la Educación y el Desarrollo (CEDUCA), la Asociación de Mujeres para el Desarrollo Integral y Comunitario (AMUDICO), El Movimiento Campesino Dominicano (MCD) y la Asociación Nacional de Enfermería (ASONAEN).

También firman el documento y participaron en el acto la Articulación Nacional Campesina, el Movimiento Reconocido, el Movimiento de Trabajadores Cañeros, la Asociación de Comités de Amas de Casa del Distrito Nacional, el Equipo de Mujeres en Desarrollo y el Centro de Desarrollo Sostenible, entre otras.

La ADESA llamó a la población a integrarse a la lucha por el Derecho a la Salud, tras afirmar que la crisis sanitaria es uno de los más graves problemas que afecta a la sociedad dominicana.

“Solamente mediante la presión social el Gobierno cambiará de rumbo y retomará asumirá  responsabilidad la responsabilidad que tiene garantizar el derecho del pueblo a recibir servicios de salud eficientes y gratuitos”, dice el referido documento.