Viernes, 24 Febrero 2017 09:41

Hoy, 22 de febrero la marcha continua

Escrito por

Hoy, miles de personas continuaran la marcha iniciada el pasado 22 de enero contra el entramado corrupción e impunidad que corroe el alma nacional y que como país hace de nosotros una vergüenza en el plano internacional. Ese armazón no se limita al caso de los sobornos de la Odebrecht, es más amplio y constituye la base de sustentación y reproducción de la casi totalidad de la clase política dominicana. La toma de conciencia de la amplitud de ese entramado ha estimulado la diversificación y profundización de las demandas sociales que configuran una coyuntura política con posibilidad de ser determinante para el futuro político del país.   

Mediante el Convenio 183 sobre protección a la maternidad de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), expresada en la Resolución 211-14 que consagra la maternidad de 12 a 14 semanas y que fue emanada en el año 2000, es un verdadero paso de avance desde el punto de vista social, pues viene a constituir dos semanas más para que la madre este con su hijo.

Una persona política avezada desarrolla la virtud de adaptarse a los cambios de los tiempos y sacarles provecho. Participar en la política con resquicios anacrónicos de los años cincuenta o antes alimenta la decepción ciudadana de esta clase.

Para intentar explicar la sorpresiva victoria de Trump, inevitablemente recurrimos al término “efecto mariposa” como “una vertiginosa conjunción de fuerzas centrípetas y centrífugas que terminarán por configurar el puzzle inconexo del caos ordenado que se estaría gestando en EEUU y que terminará por provocar un cambio cualitativo en el status quo actualmente imperante.

Hay muchas expresiones de corrupción en la sociedad dominicana, las encontramos en el manejo de las diversas instituciones del Estado, en el mundo empresarial y en políticos del gobierno y de la oposición. La diferencia que existe entre la práctica de corrupción entre el grupo político que actualmente es gobierno y la de los otros sectores, es que los gobiernistas han estructurado un sistema de impunidad y degeneración de la práctica política que se ha llegado ser viral en casi toda la sociedad. En ese sentido, la marcha del pasado 22 fue una inapelable condena a ese sistema, una acción política contra el gobierno y contra quienes en diversa forma han hecho de la corrupción su modo operandi.

Jueves, 26 Enero 2017 09:24

La marcha, los desafíos

Escrito por

La marcha del pasado domingo 22 de enero contra la corrupción y la impunidad fue un acto de movilización social importante. Las razones son diversas, y este es solo un listado general para poner en contexto el evento y su temática.

Página 5 de 208